El ciclo abarcó reflexiones en el sector público, privado y en la Educación Superior.

El pasado 21 de octubre finalizó el ciclo de seminarios híbridos “Teletrabajo, aprendizajes y avances para su implementación permanente”, un evento de tres sesiones realizado en FEN, que reunió a diferentes expositores para reflexionar y proyectar el futuro de la modalidad de teletrabajo, una de las grandes herencias de la pandemia.

 El ciclo fue organizado por la Escuela de Economía y Administración Facultad de Economía y Negocios (FEN),en conjunto con el Centro de Sistemas Públicos del Departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, y el Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

Además, cuenta con el apoyo técnico del proyecto “BID UCHILE”, una investigación de teletrabajo en pandemia en el Estado de Chile que estudia los efectos del teletrabajo en el funcionamiento de organizaciones públicas, y proponer recomendaciones para un desarrollo efectivo de esta modalidad laboral.

“Hacia una política de teletrabajo para el sector público de Chile”, “Experiencias y desafíos de teletrabajo en el sector privado”, y “El teletrabajo en la educación superior, ¿cuáles son los desafíos a futuro?”, fueron las tres jornadas que en total contaron con más de 480 inscritos/as, quienes pudieron participar tanto de manera presencial como online a través de la plataforma zoom, además de seguir la transmisión streaming por facebook.

Temas recurrentes en las sesiones fue la consideración del teletrabajo como una alternativa laboral viable, pero que debe ser analizada e implementada según las funciones de los cargos, el objetivo de las organizaciones y ser monitoreada según las experiencias que se generen.

La docente y Coordinadora de los electivos de Entorno Social y Científico de la FEN, Katia Soto, fue una de las moderadoras del ciclo y destacó también algunas aristas de las sesiones: “En primer lugar, la referencia al trabajo desde casa bajo situación de emergencia y que no podemos considerar como teletrabajo. Éste es una modalidad que se implementa bajo condiciones bien diseñadas, por lo que las experiencias vividas en pandemia no pueden ser comparables con una implementación de trabajo a distancia bajo una situación ideal. En segundo lugar, destaco el reconocimiento que se hace a las y los trabajadores que hicieron su mayor esfuerzo por continuar trabajando desde casa durante la emergencia sanitaria. Esto se relaciona estrechamente con otro punto, que es sobre los liderazgos o nuevos liderazgos que se requieren para implementar modelos exitosos de teletrabajo (…)”.

Por otro lado, en las discusiones se coincide en que está modalidad ha generado repercusiones en la salud mental de las personas, quienes pueden ver afectada su privacidad y horarios, siendo clave el derecho a la desconexión y consideraciones del enfrentamiento entre la jornada laboral y la rutina en casa. 

Asimismo, consideraciones como que no es lo mismo teletrabajar para los hombres que  para las mujeres, quienes históricamente tienen atribuidas en mayor medida las labores domésticas y de crianza de hijos/as. Y claramente, se reflexionó sobre la importancia del acceso a una buena conexión, y la brecha digital y tecnológica que se debe enfrentar.

Estas situaciones hacen necesario que cualquier organización se prepare de forma integral para el teletrabajo, con liderazgos empáticos y resguardos nominativos para quienes trabajen.

A continuación, los registros del ciclo:

Sesión 1:  “Hacia una política de teletrabajo para el sector público de Chile”, 07 de octubre

Sesión 2: “Experiencias y desafíos de teletrabajo en el sector privado”, 14 de octubre

Sesión 3: “El teletrabajo en la educación superior, ¿cuáles son los desafíos a futuro?”, 21 de octubre